jueves, 8 de octubre de 2015

Escondida bajo las sábanas



Escondida bajo las sábanas intentaba apaciguar su interior sublevado que se negaba a la rendición, todo aquél asunto le había generado tal estado de ansiedad que le resultaba imposible conciliar el sueño, fumó un cigarrillo tras otro y aunque le había prohibido a su mente viajar por los recuerdos ésta se fugaba y le traía los tiempos limitados que habían compartido, se enfadaba con ella porque la obligaba a ver lo que no quería reconocer y es que jamás la puso en valor como para querer compartir las promesas que le hizo, con ella nunca existirían fotos, ni encuentros familiares, ni fines de semana, ni paseos por la playa, con ella más de media hora era una eternidad que lo impacientaba, siempre estaba ocupado para todo lo que le propusiera por lo que se fue alejando y replegando en su dolor intentando olvidar que ella lo quería compartir todo, por eso, cuando lo vio abrazado a otro cuerpo estalló en mil pedazos, no le permitió a su mente que se regocijara en su fracaso, ni que la invadiera con reproches tortuosos pero ella siempre al acecho emponzoñaba su alma hasta que agotada la rabia sobrevenia el llanto...

Veda Lontana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada