lunes, 23 de marzo de 2015

Extraña ausencia




Con las fotos de los retazos de su vida en el regazo fue recomponiendo su historia, es curioso como el dolor no nos duele a todos de la misma manera, reflexionó en silencio desde la soledad de esa extraña ausencia que padecía. Revestida de indiferencia pasaba días encerrada en aquél habitáculo de cincuenta y cuatro metros cuadrados, se vestía con sus ropas, incluso se ponía unas gotas de su perfume para que su presencia la acompañara, no se atrevía a abrir la ventana por miedo a que su olor escapara, el dolor le resultaba indiferente, se sentía incapaz de derramar una sola lágrima. Cogió entre sus manos una fotografía y al contemplarla supo que tenía que esbozar una sonrisa, había escrito sobre ella ‘Las palabras no solo cambian lo que percibimos sino también lo que hacemos’, esas palabras la envolvieron como una cálida manta, era capaz de sentir el dolor pero no de darle un valor emocional, eso le había dicho el médico años atrás, desde ése mismo día con una paciencia y amor infinitos él había guiado sus emociones para que pudiera reconocerlas, le había enseñado que ante una perdida la emoción que se siente es de tristeza y que esa tristeza a menudo se expresa con llanto, por eso, no le asustaba que las lágrimas sin derramar pudieran envenenar su alma de tristeza, porque en ella las sensaciones físicas y emocionales no se entremezclaban.


Siguió ojeando fotografías, en todas había una leyenda que expresaba una emoción, agarró una al azar, ella estaba delante de él que la tenía abrazada por detrás, al dorso se podía leer, tu extraña enfermedad me podría haber hecho huir de ti, nadie me lo hubiera reprochado, se hace duro ver que la persona que amas no sabe cuando debe reír, llorar, estar alegre o triste, enfadada o contenta, a veces dudé de si me querías, no me lo tengas en cuenta, por favor, sé que aunque no lo pudieras reconocer o expresar tu amor por mí era cierto, en algunos momentos envidié tu indiferencia para con la vida, que injusto fui amor, si hubieras podido sentir te hubieras apiadado de mi. Recuerda: esta foto expresa amor, debes sentirte feliz. Ella la contempló y sonrió…

Veda Lontana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada